Categories
Uncategorized

Medios Sociales Digitales y Cultura Algorítmica: Un Vistazo al Caso de Alexa

Cabe comenzar reflexionando sobre el impacto que han tenido los medios sociales digitales en nuestra sociedad y cultura. Está de más mencionar que cada vez es más evidente el control que toman sobre nosotros las plataformas digitales y cómo condicionan nuestras decisiones como si esto fuera un acto natural. “No es exagerado decir que el futuro de la sociedad moderna y la estabilidad de su vida depende en gran parte del mantener un equilibrio entre la fuerza de las técnicas de comunicación y la capacidad de reacción del propio individuo”, afirmó McCluhan en 1964. Cómo reaccionamos y qué decisión tomamos ante diversos acontecimientos también está sujeto al medio por el que nos comunicamos, aunque nosotros tenemos la habilidad de cambiar la manera en que reaccionamos. Por ejemplo, utilizamos las redes sociales y/o aplicaciones para reaccionar a diversidad de publicaciones generando data algorítmica que luego es utilizada por las grandes empresas y hasta por individuos.  Esta data recolectada por empresas e individuos va manejando nuestro modo de pensar creando una ideología que más adelante convertimos en cultura y nos impulsa a actuar.  Para profundizar en esta idea discutiremos el caso viral de una publicación de la red social Facebook en la que mencionan a Alexa una mujer transgénero que deambulaba por diferentes pueblos de Puerto Rico con un espejo en su mano. Al día siguiente de la publicación viral encontraron a Alexa muerta en un pastizal. Esta vez quiero analizar bajo diferentes teorías estudiadas en clase, cómo reacciona nuestra sociedad ante un suceso o acontecimiento publicado en los medios sociales digitales. El mayor problema es que cada vez tomamos más decisiones condicionadas o guiadas por estos medios sociales sin tener en cuenta que en muchas ocasiones estos medios nos controlan a nosotros. 

El 24 de febrero de 2020, desde la cuenta de Facebook de Carlos Javier Fret se publicó un comentario en el que se aseguró el acontecimiento de actos de acoso contra dos féminas y niñas en el baño de un “fast food” en Toa Baja, Puerto Rico. El dueño de la cuenta cuya identidad completa es Carlos Javier Fret Negrón acusa a una mujer transgénero llamada “Alexa” por los hechos ocurridos. Un oficial de la policía estuvo en el establecimiento e interrogó a Alexa y no encontró causa de arresto, por lo que Fret Negrón decide publicar lo sucedido junto con su opinión en la plataforma de Facebook. La publicación de Carlos Javier Fret en la plataforma de Facebook fue la siguiente: 

“Estoy en MacDonalds de Toa Baja Walmart con mi hija y sus amiguitas pasándola bien y entra este infeliz directamente al baño de mujeres mientras yo esperaba afuera con mi nena. Dentro del baño se encuentra mi acompañante con sus sobrinas y otra mujer adulta y el cerdo cabron este le pone un espejo debajo del cubículo y comienza a mirar a la dama que se encontraba adentro desde el cubículo de al lado. Entro al baño y pregunto a mi acompañante si está todo bien y la encuentro aterrada aguantando las nenas esperando a la otra dama que le pide que por favor no la deje sola. Otros clientes se dan cuenta de lo que está pasando y me preguntan y procedemos a entrar al baño y sacar del cubículo a este infeliz. Él intenta irse, pero volvemos y le hacemos presión de que no se va a ir de allí hasta que llegue la policía (pensado que hacemos lo correcto) saco a todos del baño y lo dejo encerrado aguantando la puerta hasta que llegue la patrulla y todo esto para que el señor oficial solo de (le) diera una puta advertencia, nos tomara los datos y lo dejara ir como si nada. En esta ocasión había personas adultas en el baño del establecimiento que estaba repleto de niños, pero si por descuido de alguien en ese momento solo hubieran estado dentro del baño de mujeres niñitas solas todos sabemos lo que podía pasar con ellas, desde un sátiro cabron como este mirándolas con su espejo (que le presentamos al oficial) hasta metérseles a la fuerza a su cubículo y tocarlas o violarlas, pero en este cabron país solo le damos una advertencia a esta gente. Es que tiene que haber un caso como el de la niña Fatima para que hagan algoooooo???? Puñeta. Si yo desde el inicio me meto al baño y le doy un tiro en la frente llegaban 16 patrullas me arrestaban y exponía a mi familia y a mi hija a un momento que de seguro los hubiera afectado emocionalmente por el resto de sus vidas y a mi me metían mínimo 25 años en las costillas. Cuiden a sus hijos en cada momento con la vida y no los descuiden ni un momento fuera de su vista porque aquí tiene que pasar una desgracia para que entonces la mierda de ley haga algo, mientras tanto solo advertirnos.” 

El día después, Alexa fue encontrada muerta en un pastizal de mencionado pueblo. Las autoridades clasificaron el crimen como uno de odio. A raíz del hallazgo del cuerpo de Alexa, Carlos Javier Fret Negrón fue amenazado de muerte en su cuenta de Facebook, y fue culpado por otros ciudadanos por la muerte de Alexa, ya que su publicación fue viral en solo horas. Fuentes cercanas a Alexa aseguran que el espejo que utilizaba era para protegerse de posibles ataques. El activista de derechos humanos Pedro Julio Serrano aseguró, “…la acusaron falsamente, la persiguieron, la cazaron, la insultaron con epítetos transfóbicos y la mataron. Hay tres sospechosos arrestados, pero son más los que contribuyeron a su asesinato, los que compartieron la mentira en las redes sociales…”. A un año del suceso, las autoridades arrestaron a tres posibles sospechosos del crimen, pero este caso aún no está esclarecido. 

El 25 de febrero de 2020 la Policía del Distrito de Vega Alta investigaban amenazas contra Carlos Javier Fret Negrón. Fret realizó una querella tras recibir amenazas a través de diferentes plataformas sociales, incluso en su hogar. Carlos Javier Fret Negrón terminó cerrando su cuenta de Facebook y eliminando las publicaciones realizadas. Por otro lado, horas después del asesinado de Alexa se viralizó un video en Facebook donde tres jóvenes se grabaron acosando, insultando y amenazando a Alexa. En este video se escucharon 10 detonaciones, los jóvenes alegaron era una pistola de gocha y nunca les radicaron cargos por la agresión. 


Conforme al caso de estudio antes mencionado, se presenta el siguiente problema de estudio dirigido hacia un análisis de las publicaciones y noticias periodísticas del caso de Alexa y Fret. ¿De qué forma los medios sociales digitales trascienden al mundo offline en la toma de decisiones en un escenario tecno-cultural?


Con el objetivo de responder a las siguientes preguntas de investigación: 

  • ¿En qué forma en especifica el caso de Alexa ejemplifica el rol de la lógica de medios sociales en el comportamiento de usuarios en el entorno físico?
  • ¿Qué criterios de la lógica de medios sociales se reflejan en el caso y cómo se manifiestan?

Van Diick define la lógica de los medios sociales como los procesos, principios y prácticas a través de los cuales estas plataformas procesan información, noticias y comunicación y cómo canalizan el tráfico social. Estos también tienen la capacidad de transferir su lógica fuera de las plataformas online que las generan, mientras que sus estrategias tecnológicas, discursivas, económicas y organizativas distintivas tienden a permanecer implícitas o parecer “naturales”. (Van Diick, 2013, p. 5) Para elaborar la lógica de los medios sociales Diick explica cuatro principios: “programmability, popularity, connectivity, and datafication”. Primero, Van Diick define la programación de los medios sociales como

“…ability of a social media platform to trigger and steer users’ creative or communicative contributions, while users, through their interaction with these coded environments, may in turn influence the flow of communication and information activated by such a platform.” (Van Diick, 2013, p. 5) 

La primera parte de esta definición tiene relación con los mismos algoritmos computadorizados los que delinean comportamientos y prácticas cotidianas para configurar nuestra cultura algorítmica. Según García y Valle, algoritmos computacionales han moldeado, condicionado actividades y decisiones de los usuarios en la red. (García Ramírez y Valle Jiménez, 2019, p. 16) García Ramírez define algoritmos como una serie de pasos o instrucciones que se siguen para resolver un problema.  Pero si los asociamos con la tecnología, estos son modelos matemáticos que procesan grandes cantidades de datos para obtener un resultado y calcular una función que permite un procesamiento y razonamiento automático. Los algoritmos reducen o comprimen nuestra realidad y nuestros comportamientos a datos, para condicionar nuestras decisiones y consumos en la web y que influyen en la forma en que pensamos y nos relacionamos en nuestro entorno. (García Ramírez y Valle Jiménez, 2019, p. 22). El mayor problema es que cada vez tomamos más decisiones condicionadas o guiadas por estos algoritmos. Martín Heidegger nos advirtió, hace más de seis décadas, que los seres humanos debían poner especial atención en la tecnología y el poder que ésta posee para transformar la humanidad. McCluhan también nos habla de cómo la tecnología ha arrendado nuestros ojos, oídos y nervios a los intereses comerciales y/o, me atrevo añadirle, políticos. McCluhan haciendo analogía a las palabras de Arquímedes dijo: “Me quedaré en tus ojos, tus oídos, tus nervios y tu cerebro, y el mundo se moverá en cualquier ritmo o patrón que yo elija”. Le hemos dado el poder a estas plataformas y corporaciones privadas para hipnotizarnos y tomar decisiones por nosotros, tanto en el mundo online como en el offline, con nuestra misma información. 

La segunda parte de nuestra definición, son a los usuarios quienes también tienen la capacidad de dar forma a estos mecanismos algorítmicos dirigiendo el proceso con sus propias contribuciones o resistiendo a las instrucciones codificadas. Los usuarios tienen la capacidad de dar forma a los algoritmos cuando pueden manipular la interacción codificada, por ejemplo, dando me gusta o compartiendo un contenido en particular, empujando así al algoritmo a convertir un tema en tendencia. (Van Diick, 2013, p. 6). Debido a la naturaleza bidireccional del tráfico en línea, la programación tiene graves consecuencias no solo para las plataformas digitales sino también para las actividades sociales manejadas por las instituciones sociales, como los medios de comunicación, la ley y el orden.

Para efectos de este trabajo analizaremos y/u observaremos nuestro caso de la siguiente manera. Se examinará la publicación inicial de la cuenta de Carlos Javier Fret en contra de Alexa. Se examinarán dos publicaciones y comentarios de la red social Facebook en cuanto a la amenaza de muerte contra Carlos Fret. Se leerá la noticia periodística del asesinato de Alexa de tres o cuatros periódicos de Puerto Rico que hayan cubierto la noticia el día de los hechos. Con el objetivo principal de mirar, analizar y extraer las reacciones de los usuarios ante mencionado suceso tanto en el mundo online como en el offline.

¿Qué características refleja la publicación de Carlos Fret contra Alexa? ¿Qué características reflejan las publicaciones y comentarios de otros usuarios que acusan a Fret por la muerte de Alexa? 

Muy imprescindible es analizar la siguiente pregunta ¿Qué características refleja la publicación de Carlos Fret contra Alexa? En párrafos anteriores cité las palabras exactas de la publicación de Fret en su cuenta de Facebook. Esta publicación fue juzgada como una de odio por muchos usuarios. Uno de estos usuarios lo fue Rubén Colón quien publicó el 25 de febrero lo siguiente: “La mataste tú, Carlos Javier Fret Negrón, el domingo escribiste una publicación donde la llamaste “infeliz”, “cerdo cabron”, “sátiro cabron, y hasta asumiste que hubiera violado a alguien en ese baño. Pusiste su foto, no para ayudar como quieres hacer creer, lo hiciste para ganar pauta, para hacerte ver ante todos como el gran macho que salvó el día…” También, encontramos más datos en esta publicación que señalan la salud mental de Alexa como una quebrada y que por esto tenía su espejo, pero no le hacía daño a nadie. Infeliz, cerdo cabron, sátiro, entre otras palabras son utilizadas para insultar, ofender y hasta para agredir verbalmente a otra persona en Puerto Rico. Aunque no es tema de discusión para efectos de este ensayo, quiero mencionar cómo la publicación de Fret estaba llena de múltiples ideologías y prejuicios. Vemos presente este conjunto de discursos internalizados y sin cuestionamiento. Su discurso presenta esta conciencia falsa de lo que debe ser y hacer para llegar a la justicia, tal como menciona cuando dice: “… (pensado que hacemos lo correcto) saco a todos del baño y lo dejo encerrado aguantando la puerta hasta que llegue la patrulla y todo esto para que el señor oficial solo de (le) diera una puta advertencia, nos tomara los datos y lo dejara ir como si nada…”. 

Irónico, leer otra publicación de otro usuario buscando justicia para Alexa utilizando la misma técnica violenta e insultante que utiliza Fret en la publicación que dio inicio a todo el caos del caso de Alexa. El usuario que llevaba por nombre Cozy Beats pide justicia de la siguiente manera y cito: “Aquí tienen a estas escorias & mierda de humanos que condenaron y contribuyeron a la muerte de Alexa. Debemos de darle un poco de su medicina, lamentable han desactivado sus Facebook. Si los ven no tengan piedad, porque por culpa de ellos fue que lograron la muerte de Alexa.” Este caso se convirtió en el centro del algoritmo teniendo hechos tanto online como offline. Todo el discurso de odio contra Alexa y luego contra Fret comenzó en las redes y concluyó en el mundo offline. Fret presentó el 25 de febrero una querella por amenazas de muerte tanto a través de las redes como en su hogar.  

¿Cómo se hace viral la publicación de Fret en facebook? ¿Era esta publicación una real o falsa? 

La publicación de Fret contra Alexa en Facebook se hizo viral con los mismos métodos que nos explican García Ramírez y Valle Jiménez sobre los algoritmos. Son los mismos algoritmos computadorizados los que delinean comportamientos y prácticas cotidianas para configurar nuestra cultura algorítmica. Según nuestra lectura, algoritmos computacionales han moldeado, condicionado actividades y decisiones de los usuarios en la red. (García Ramírez y Valle Jiménez, 2019, p. 16) Crearon algoritmos para indagar qué contenidos son los más interesantes para la audiencia y mostrarlos al inicio o con mayor frecuencia. No todos los usuarios conocen las teorías algorítmicas, pero hay muchos muy consientes como expresa Rubén Colón en su publicación: “No fuiste el que jalaste el gatillo, pero la mataste también. La matamos todos. La culpable no era Alexa, ni dónde estaba, ni cómo vestía…” Nunca tendremos la certeza y confiabilidad de que esta publicación creada por Carlos Fret Negrón era una totalmente cierta, pero, sin embargo, la hicimos viral cuando la compartimos, le dimos me gusta o comentamos.  Solo tenemos cierta parte de la historia, no logramos escuchar todas las versiones incluyendo la de Alexa. Dato curioso, Alexa era deambulante no tenía redes sociales y/o tecnología para contrarrestar de todo lo que se le acusaba. 

¿En qué forma en especifica el caso de Alexa ejemplifica el rol de la lógica de medios sociales en el comportamiento de usuarios en el entorno físico?

       Como discutimos en el marco teórico de nuestro ensayo, Van Diick define la lógica de los medios sociales como los procesos, principios y prácticas a través de los cuales estas plataformas procesan información, noticias y comunicación y cómo canalizan el tráfico social. Estos también tienen la capacidad de transferir su lógica fuera de las plataformas online que las generan, mientras que sus estrategias tecnológicas, discursivas, económicas y organizativas distintivas tienden a permanecer implícitas o parecer “naturales”. (Van Diick, 2013, p. 5) Como mencionan diferentes medios y noticias periodísticas, todos concuerdan que el caso de Alexa y el post de Fret se hizo viral en dos horas o menos. Muchos usuarios manejaron el contenido compartiéndolo, comentando y reaccionando ante él, ya sea de manera positiva o errónea. Este post creó un tráfico social a gran escala para que fuera viral en tan corto tiempo. Primero, ocurre el accidente en el baño de Toa Baja, este suceso fue offline. Segundo, Carlos Fret Negrón publica una foto con texto para acusar a Alexa, dato curioso todos reaccionamos ante la publicación para llevarla a tener mayor exposición al mundo digital. Sacamos el algoritmo a pasear. Tercero, otros usuarios comienzan a subir fotos de Alexa llevando una trayectoria en qué lugares había estado en tiempo real. Cuarto, Alexa es encontrada muerta en un pastizal. Aun no se sabe la causa ni qué llevó a la muerte de Alexa, pero en el mundo digital la mayor parte de los usuarios acusan a Fret Negrón llegando a tener amenazas de muerte tanto en el mundo online como en el offline. Estas amenazas también fueron virales y cubiertas por los medios periodísticos del país. Finalmente, un joven sube un video donde se ve cómo él junto a otros jóvenes más acosan, insultan e intimidan a Alexa desde un auto y luego realizan detonaciones con un arma de gocha. Este video fue subido a la red social de Facebook después que las autoridades hallaron el cadáver de Alexa. ¿Es posible que esta lógica parezca normal? Sí, este caso estuvo siendo online y offline sin darnos cuenta, todos lo dimos como normal. Todos compartimos el caso y lo hicimos viral. Detente a pensar por un segundo, por qué creímos en esa publicación de Carlos Fret a tal nivel de juzgar, castigar y acosarla a Alexa. Nunca supimos si estos hechos eran verídicos. La misma lógica mediática volvió a actuar en las amenazas contra Fret. Las amenazas contra Carlos Fret fueron virales y llegaron a su casa no solo de manera online sino presencial y todos lo vimos como normal. Este caso viajo a través de los dos mundos (online y offline) en menos de una semana y nadie detuvo la rueda. 

¿Qué criterios de la lógica de medios sociales se reflejan en el caso y cómo se manifiestan?

Ya sabemos que en la lógica de los medios digitales el tráfico es bidimensional entre los usuarios y los programadores afectando la mediación tecnológica y social del contenido. El caso de Alesa no es la excepción, está muy marcado cómo los usuarios tuvieron presencia creando publicaciones y reaccionando a las mismas. Por otro lado, el algoritmo fomentó la distribución de estas publicaciones presentando las a más personas con los mismos intereses establecidos con anterioridad en sus búsquedas.  Este es un ambiente donde el usuario tiene participación en la mediación de las plataformas. En la mayor parte de las aplicaciones web el usuario puede crear y publicar contenido dirigiendo el flujo de información, mientras que los dueños de estas aplicaciones manejan y/o modifican los algoritmos e interfaces de las plataformas que influyen en el tráfico de datos. La programación consta de dos partes, la programada por las plataformas y la establecida por el usuario. Las plataformas, de cierto modo, agilizaron la viralización de las publicaciones antes discutidas, pero nosotros le dijimos que queríamos hacerlas virales. Nosotros tenemos el poder de cambiar y/o manejar el algoritmo con nuestro comportamiento en estas plataformas. Cuando tenemos conciencia de esta lógica podemos decirle al algoritmo qué hacer.

En conclusión, las plataformas de las redes sociales no pueden atribuirse el mérito ni la culpa de la trasformación de los procesos sociales por sí solas o de cambiar los acontecimientos, pero pretendo abrir un campo amplio para que futuras investigaciones tengan la posibilidad de formular, he investigar a profundidad mencionada idea.  El mayor problema es que cada vez tomamos más decisiones condicionadas o guiadas por los algoritmos y el usuario en Puerto Rico no es la excepción. Quiero confirmar como en Puerto Rico estamos tomando decisiones basadas en estos algoritmos y no solo aceptamos que nos diga qué ropa comprar, sino que también está influyendo sobre el derecho a la vida. Lo peor es que consumimos y difundimos estas publicaciones en los medios sociales digitales sin tener en cuenta si estas son reales o noticias falsas. No estamos analizando cuánto poder tiene sobre nosotros, pero que también nosotros tenemos el poder de controlar el algoritmo. Tomamos el juicio en nuestras manos y dictamos sentencia. ¿Seremos tan cómplices como la persona que cometió que privó de la vida a un ser humano por información que consumió a través de una plataforma digital? Cuando compartimos, comentamos, o le damos me gusta a una publicación en Facebook ayudamos al algoritmo a difundir y viralizar un contenido o información que no sabemos si es verídica, dañará a otra persona o tendrá una repercusión más grande de lo esperado como lo fue el caso de Alexa. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *