Categories
Uncategorized

El Regreso de las Espadas Líquidas y las 36 Cámaras: Un Análisis Sobre la Hiperrealidad del Relato y el Mito en la Serie Biográfica Wu-Tang: An American Saga

El filme biográfico, o biopic, como comúnmente se le refiere, ha tenido un renacimiento en los últimos años. Estas producciones pretenden recrear dos aspectos importantes: un contexto histórico, usualmente construido dentro de la etapa alta del siglo XX. Muchos de los eventos que son recreados son importantes para el colectivo o para el individuo que resulta ser el personaje(s) histórico(s) que será el sujeto principal del filme. Una vez se (re)construye este contexto, el filme procede a abundar la vida y los tiempos de esta(s) personalidad(es) histórica(s). 

Algo muy interesante sobre los filmes biográficos contemporáneos dedicado a personalidades históricas dentro de la música, en su gran mayoría, han sido dedicados a grupos o cantantes de rock. Filmes como Bohemian Rhapsody, The Dirt y Rocketman toman libertades con la manera en la que proyectan sus historias y presentan los contextos de cómo los grupos se formaron y los tiempos que vio el éxito de estas agrupaciones. A su vez, también se construyen como historias de sobrepasar las adversidades. Aunque estos filmes biográficos dedicados a artistas del rock tienen cualidades interesantes, nuestro interés cae en filmes dedicados a artistas dentro del rap y el hip-hop. 

Filmes tales como Notorious, All Eyez on Me, Straight Outta Compton tratan de construir los contextos peculiares de muchos personajes históricos relevantes al rap y al hip-hop (específicamente Biggie Smalls, Tupac Shakur y N.W.A y sus cinco miembros). La mera existencia de estas producciones no tiene precedentes. Muchas de estas películas incorporan eventos que han sido importantes no solamente para las agrupaciones o artistas, sino para un colectivo o una comunidad en particular. Estos momentos históricos pueden estar atados ya sea dentro del mismo género musical o un evento que afecte de manera profunda a la comunidad afrodescendiente dentro de la que se construyen estos contextos. 

Dentro de estas cualidades del filme biográfico contemporáneo nace Wu-Tang: An American Saga. Dentro de este ensayo, pretendo analizar de una manera hipercrítica la manera en la que se construye el simulacro y la representación de un periodo tan esencial para el rap que fue los  noventas, siguiendo una serie de apuntes pertinentes sobre la agrupación y la producción de esta serie. A su vez, también pretendo adentrarme en la representación de muchos de los signos dentro de este discurso del filme biográfico. 

Revisión de literatura

Antes de pasar al análisis de dos episodios de la serie, es pertinente hacer una leve revisión de los conceptos más importantes para este ensayo. 

Sobre la representación y el simulacro. 

En la conceptualización de la cultura visual como área de estudio, Sturken y Cartwright establecen a la imagen, que puede partir desde una fotografía a un programa de televisión, como una manera de representar distintos conceptos del mundo alrededor de nosotros de una manera que se pueda decodificar a través de lo visual. Mirzoeff también establece los parámetros en los cuales la cultura visual es el campo de estudio que se interesa por la búsqueda de información, significado y placer conectados con la tecnología visual, véase desde las tecnologías que utilizan para captar estas imágenes y los dispositivos que utilizamos para decodificar estas imágenes. Desde la perspectiva de Sturken y Cartwright, estas imágenes se pueden utilizar para recordar colectivamente un momento histórico. 

En el caso de la representación dentro del simulacro, Jean Baudrillard en su libro, Simulacra and Simulation cita el caso de películas basadas en distintos periodos históricos, específicamente Apocalypse Now! y cómo se sitúa en la Guerra de Vietnam. Baudrillard toca de manera breve, pero contundente, el recuento de la historia no como un relato, sino como una recreación de momentos históricos y como, desde una perspectiva hiperrealista, estos relatos han  infiltrado el cine. Estos simulacros de una realidad contada se basan en una hiperrealidad de los hechos, pero a su vez también hay una construcción de mitos y un fetiche alrededor de estos hechos. Este no es un recuento para gestionar una historia visual de los sucesos, sino que es una recreación con personajes de unos momentos históricos que van desde el colectivo a lo individual. 

Sobre el rap y el Wu-Tang Clan

A través de los ochenta, surge una serie de disqueras, productores, empresarios, DJs, “emcees”, y personajes que han forjado la historia del género musical. Muchos de estos personajes históricos han aportado algún aspecto fundamental que formará parte de las reglas del género al seguir la próxima década. Al final de la década de los ochenta, el hip-hop se concentrará como uno de los géneros musicales más importantes de los Estados Unidos. En la otra costa, surge  un grupo de 5 individuos llamados NWA que cambiarán por completo la manera en la que se produce hip-hop y “inventaran” un sonido que será el estándar del hip hop que se basa en “samples” de Parliament Funkadelic. Este nuevo sonido que dominara las ventas dentro del genero será denominado “g-funk”. Dentro de estas bases es que surge el Wu-Tang Clan. 

El Wu-Tang Clan es un grupo de nueve individuos que provienen de Staten Island. Dentro de Nueva York, que ya había producido muchos artistas con distintos estilos, la existencia del Wu-Tang Clan era una sorpresa y una anomalía. Principalmente porque el grupo provenía de Staten Island, que era el último sector que le faltaba su representante dentro del evangelio del rap.. Mientras que el Bronx, Queens Manhattan y Brooklyn ya habían desarrollado sus propios talentos, Staten Island se tardó en desarrollar su propios talentos (hasta el surgimiento del Wu-Tang). En la serie y entrevistas realizadas a los miembros del grupo, los integrantes revelan la manera en la que siempre se le echaba de codo a Staten Island y no se tomaba con seriedad. 

Otra de las cualidades que impactó una vez este grupo surge con sus primeras grabaciones es la calidad de su producción y su contenido. Muchos miembros de esta comunidad describen esas primeras grabaciones del Wu-Tang Clan como algo “raw”o “primordial”. 

A su vez, este grupo fue fuertemente influenciado por una gran tradición de películas de artes marciales. Muchas de las frases que aparecen en estas películas aparecen en sus canciones como “samples”. Mucha de la jerga que han desarrollado a través de sus canciones y a través de los años también son influenciadas no solamente por las producciones de películas orientales, sino por la cultura y distintos aspectos del mundo oriental. 

Considerado uno de los mejores discos en la historia del rap, 36 Chambers y el Wu-Tang cambio todo con sus influencias orientales.

Otra cualidad que es importante resaltar es la cantidad de miembros que hay en la agrupación. En un grupo de rap, cuya composición eran dúos, tríos o quintetos, como es el caso de Salt n’ Pepper, Run-DMC o N.W.A, este grupo tenía nueve miembros. Hasta nuestros días, es muy raro ver un grupo de hip hop que tenga más de cinco miembros. De hecho, es muy raro ver agrupaciones en el hip hop. Cada miembro brillaba con su propia luz. Esto resultó ser cierto cuando los nueve miembros firmaron, de manera individual, con otras disqueras mientras que como miembros de Wu-Tang pertenecían a una disquera distinta. Esto hay que resaltarlo, ya que es una propuesta ambiciosa que un grupo esté firmado con una disquera y que los miembros como individuos estén firmados con otras disqueras.  

Los noventa fueron buenos para el grupo; los 2000, no tanto. Los miembros de la agrupación y el grupo no pudieron capturar el mismo éxito que tenían en los noventa y perdieron a uno de los suyos, Ol’ Dirty Bastard, en el 2004. Aparte de esto, las ventas y la percepción del grupo se quedó estancada dentro de un género que está en constante evolución. 

Dentro de este contexto, nace la propuesta para producir el filme biográfico An American Saga. En el 2018, el servicio de streaming Hulu ordena diez episodios de la serie. La gran mayoría de los miembros están involucrados en la producción. 

Apuntes sobre la producción de la serie

An American Saga es una serie producida para el servicio de streaming Hulu. Esta producción tiene muchas cualidades que hace que resalte en contraste con otras producciones biográficas  mencionadas. Una cualidad interesante sobre esta producción, en contraste con otras producciones mencionadas anteriormente, es que se trata de una serie en la cual su trama se va desarrollando a través de episodios cuya duración va a variar entre 40 a 55 minutos. En contraste con las otras producciones  mencionadas en este ensayo, que son películas cuya duración es limitada a una hora o, como máximo, dos. 

En la actualidad, An American Saga tiene dos temporadas con 10 episodios. Los episodios varían entre 40 minutos y 58 minutos. La primera temporada se concentra en establecer los distintos contextos de los nueve miembros de la agrupación. La segunda temporada se enfoca en recrear la historia de cómo los miembros se unieron, a pesar de muchos tener problemas individuales con otros miembros. 

Aunque el promedio es de 45 y 50 minutos, a través de este tiempo la serie toma la oportunidad de desarrollar una serie de eventos en la cual toma libertades con muchos de los eventos que representa. La serie en su gran mayoría toma lugar en Staten Island, dentro de los “proyects” tales como Park Hill (una área que  los miembros se refiere a Killah Hill). 

Otra cualidad que se resalta es que, debido a que la gran mayoría de los miembros del Wu-Tang están vivos, muchos se encuentran participando dentro de la producción ya sea como productores ejecutivos o como consultores. hasta el “estate”  de Old Dirty Bastard, el único miembro fallecido de la agrupación, se encuentra involucrado dentro de esta producción. Otro miembro que no se encuentra involucrado es Cappadonna, debido a que su integración al grupo data de la producción y lanzamiento de su segundo disco: Wu-Tang Forever. 

Metodología

Para este ensayo, estaré analizando dos episodios de la serie Wu Tang: An American Saga. Específicamente, los últimos dos episodios de sus respectivas temporadas. Los episodios son Assassination Day de la primera temporada y As High As Wu-Tang Gets de la segunda temporada. Pienso tomar esta línea de pensamiento a través de un recuento de los episodios y construir, a base de esta exposición, la base del argumento de cómo puede encajar el simulacro de la historia con la representación de lo visual. 

Estos episodios fueron escogidos porque dentro del relato construido. En los episodios seleccionados, suceden una serie de sucesos que son importantes para la agrupación. En Assassination Day, el último episodio de la primera temporada, se visualiza a algunos miembros del colectivo grabando la canción 7th Chamber, que será una de las canciones que se incluirá en su primer disco. 

En as High as Wu-Tang Gets, se puede apreciar varios momentos claves en la historia del colectivo como la grabación de su primer video musical, Protect Ya Neck, y en el cual también va recreando una serie de eventos interesantes e importantes para la historia de la agrupación. También nos da una mirada hacia el futuro de los miembros de la agrupación una vez salen Enter the Wu-Tang: 36 Chambers y sus futuros proyectos creativos. 

Ya sea una construcción de los eventos que pretende ser una recreación oficial, es importante analizar estos eventos tan importantes para la historia de la agrupación debido a que forma parte de unos hechos en los cuales los miembros ven la música como una salida de sus entornos. A su vez, también es importante mirar estos episodios con una mirada hipercrítica. Esto se debe a que muchos de los sucesos que se representan o se construyen en esta serie tienen cierto grado de ficción insertada para propósitos de la trama o el mercadeo de la serie. 

De los Episodios

Assassination Day

El último episodio de la primera temporada de An American Saga retoma las trama del capítulo anterior, en el cual Bobby, interpretado por Ashton Sanders, descubre que la disquera Tommy Boy va a salir de su contrato con el artista. En esta episodio, en el cual desarrolla su trama de una manera no lineal, intercambia como un tipo de recuerdo entre la vez que algunos de los miembros de Wu-Tang Clan graban 7th Chamber (cancion que aparece en su primer disco) y otros sucesos que involucran como Bobby recuperara el equipo que le robaron en el episodio anterior, que hará Dennis Coles, interpretado por Shiddiq Sanders, cuando se entere que su pareja está embarazada. A su vez, muchos de los miembros de la agrupación se encuentran en un momento en el cual tienen que tomar decisiones que afectará su futuro. El episodio termina estableciendo las bases para una segunda temporada y lo que será la creación oficial del grupo. Sin embargo, deja muy claro que dicha creación es inminente. 

As High As Wu Gets

El video empieza cuando grabacion del video Protect Ya Neck. Que brinca del primer dia a cuando están a punto de hacer “wrap” debido a que no le queda mas cinta para grabar. Cada miembro ya tiene su nombre, cada miembro está mirando al futuro. Donde firmaron sus contratos como solistas. Aunque los miembros del grupo tienen más entusiasmo con la producción musical, esto presenta nuevos retos sobre lo que es los negocios dentro de esta producción musical. El relato termina retomando dos líneas de tiempo en el pasado y en el presente de varios eventos importantes para la agrupación, tal como Jack The Rapper, varios meses después de haber lanzado su disco y cuando RZA (Bobby Diggs, interpretado por Ashton Sanders), está planificando y terminando los primeros discos solistas de cada miembro. El episodio termina (y por extensión, la temporada) con el sótano de RZA, donde había establecido su nuevo estudio musical,  sufriendo daños debido a la tubería. 

Acercamiento a los episodios

Estos episodios sirven dos propósitos principales. El primero es cerrar cualquier círculo de todos los personajes de una manera satisfactoria y que vaya acorde a la historia. Esto lo podemos ver cuando los miembros del Wu-Tang Clan ven como una posible salida la música como manera de “avanzar en la vida” o “salir de los proyects”. La segunda función es crear suspenso con nuevas interrogantes y nuevos personajes. En la primera temporada fue: ¿Bobby regresará a Nueva York? ¿Qué pasará con el resto de los integrantes del Wu-Tang Clan? Por otro lado, la segunda temporada dejó las siguientes interrogantes: ¿Bobby logra grabar todos los discos que perdió cuando se inundó su sótano? ?que pasara ya que los sueños de cada uno de los miembros se cumplieron de cierta manera u otra?

Hay un problema muy grande con estas interrogantes. Como todo simulacro de eventos basados en la vida real, muchas personas, especialmente las personas que son conocedores del Wu-Tang, conocen las contestaciones a estas preguntas. Muchos de los discos que se aprecian en el final salen a la luz, sabemos el destino de cada uno de los miembros de la agrupación

Este es uno de los problemas en la construcción del relato de un biopic. Ya Diggs ha mantenido que esta serie es un trabajo de “historical fiction”, en el cual toma libertades con eventos que son reales.  Baudrillard toca este fenómeno en Simulacra and Simulation. Baudrillard describe que la reconstrucción de los eventos en muchas de las producciones dentro del cine son tan hiperrealistas, que esencialmente no se parecen a nada, y es entonces en este momento cuando esto se convierte en la nueva realidad de los hechos. Esto, contrastado con la construcción del mitos histórico por el cual atraviesa muchas de estas piezas cinematográficas, más el postulado de la historia como un mito (o un referente perdido, si así lo prefieren), es uno de los fenómenos que plaga el filme biográfico, especialmente An American Saga.

An American Saga se preocupa más por la construcción del mito detrás de los hechos que por una reconstrucción digna de los hechos. Muchos de estos eventos, aunque ciertos en muchos aspectos, son recreaciones que han sido dramatizadas para propósitos de agrandar el mito detrás del grupo y vender la serie y el grupo como uno de los pioneros máximos del hip hop en vez de tener una recreación digna de los hechos. 

Uno de los eventos por los cuales se puede dudar de su veracidad es la escena del tren en el cual Bobby le comenta a Ason que no estará firmando con la disquera Def Jam, debido a la desilusión de ODB. Esta escena está cargada de muchos significados y representaciones distintas. Esta escena contiene un “foreshadowing” de lo que será el primer disco solista de Ol’ Dirty Bastard, en el cual él describe la portada como “un welfare card that is going to have my name on it” (eventualmente, esto se convertirá en Return to the 36 Chambers). 

Otra escena, pero esta vez en el final de la primera temporada, en la cual Bobby está tratando de buscar su equipo, uno de los que será un miembro de la agrupación va a la casa de él, y mientras esta tocando su puerta sutilmente, el teléfono está sonando con un ejecutivo que quiere hablar con Bobby que está en la otra línea. Por la desilusión de todos, el ejecutivo no logra contactar a Bobby hasta la próxima temporada. 

Cabe preguntar: ¿qué es real dentro de estos hechos? ¿ no es real? ¿cuales son los hechos que son reales y cuales son relegados a una reconstrucción histórica para propósitos de la trama? En una entrevista, el rapero y líder de facto RZA reveló que la audiencia sabrá discernir entre la realidad y lo ficticio dentro de la serie. Sin embargo, para alguien que no vivió en los noventa o no tiene ningún contexto relacionado a la agrupación, muchos de estos eventos parecen la verdad absoluta. 

Hay algunos planteamientos dentro de la cultura visual presentes en este escrito. Por ejemplo, la manera que representa la transmisión de estos hechos como una “recreación de la verdad”. Sturken y Cartwright establecen que, a través de la historia, se ha utilizado una gran gama de imágenes para representar, establecer significados y llevar varios sentimientos a través de una gama de temas. 

Este es uno de los propósitos de An American Saga. A través una serie de imágenes que aparecen en el filme biográfico, el grupo se quiere establecer como uno de esos actos dentro de la música que son más grande que la vida. A pesar de que el verdadero Bobby Diggs ha establecido que muchas personas sabrán diferenciar entre lo real y lo que no es parte de la realidad para los miembros de la agrupación, existe una posibilidad muy grande de que esto se convierta en un referente histórico para adentrarse no solamente a la creación del Wu-Tang Clan, sino a los noventa como catalista para todos estos eventos que se desarrollarán a lo largo de los episodios mencionados y la serie. Las constantes referencias al grupo como “Nothing to Fuck With” en referencia a una de sus canciones más célebres (meses antes de sacarla) es una clara imposición de RZA, quien trabajó en la producción, de tratar de proclamarse unos genios que sabían que iban a llegar a ese punto en la historia. 

El fenómeno del filme biográfico ha hecho maravillas para muchas de las agrupaciones que intenta representar. Una de las cosas que este documental ha hecho es borrar las líneas entre lo real y lo ficticio para poder llevar a cabo una narrativa sobre los sucesos que pasaron hace más de 30 años. Sin embargo, ¿qué sucede cuando estos sucesos, recreados para mercadear una historia y resucitar las ventas de una agrupación creada en los noventa, se imponen y se cree una realidad absoluta como parte del simulacro? Esto puede crear un precedente muy peligroso para la preservación histórica de la historia musical contemporánea en donde se valora este tipo de relato para vender, y no para lograr la preservación verdadera. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *